Ahorremos energía

Todo cambia nada se queda estático y obviamente debemos ajustarnos a las transformaciones, sobre todo las que implican un vuelco a nuestros malos hábitos.  Por ejemplo cada que llega el recibo de la energía eléctrica nos dan unos pequeños paros...